El Castillo

castillo30

El Castillo de Wilkins, de influencia francesa, data de comienzos del siglo XX. Su construcción fue encomendada por el Dr. Novillo Saravia al arquitecto yugoslavo Reljak. Esta majestuosa joya feudal, es el Castillo más antiguo y el único construido en piedra en su totalidad, en la provincia de Córdoba.

Está rodeado de montañas y bordeado por un arroyo de aguas yodadas. Su construcción demandó 26 años, comenzando en el 1900 y finalizando en 1926, por 50 picapedreros de la zona. Se encuentra ubicado en el corazón de Argentina, en la ciudad de Tanti, Córdoba, a 15 minutos de distancia de Villa Carlos Paz, centro turístico más importante de Argentina.

Dado a su altura de 867 metros sobre el nivel del mar, el Castillo posee un micro-clima que se asemeja a los existentes en Suiza. Originalmente llevó el nombre de Castillo San Alberto y desde hace dieciocho años, fue adquirido por Wilkins. A partir de ese momento, se le conoce como “El Castillo de Wilkins”, conjugándose en su ámbito: la música, la naturaleza y la historia. El Castillo está construído totalmente en piedra de granito gris. Sus muros y torres fueron armados por grandes bloques, siendo cada pieza cincelada a mano, esculpidas en bloques enteros y encastrados unos sobre otros, como si se tratara de un perfecto rompecabezas. Posee una torre principal, estratégicamente ubicada, desde donde se observan el pantano, el arroyo, el jardín, las montañas y el verde de una espesa arboleda centenaria de múltiples especies que rodean la construcción y que sellan esta obra arquitectónica, con la privacidad soñada por su propietario.

La fachada está bordeada por un pantano donde convergen múltiples vertientes. En el Castillo, los cambios de estaciones se ven muy marcados. La nieve del invierno acentúa más la personalidad de la fantástica construcción. Los veranos son radiantes, acompañados por el sonido de innumerables especies de pájaros y el chasquido de las aguas del arroyo. El otoño tiñe el lugar de amarillo oro, percibiéndose el espíritu que da identidad a un verdadero castillo de piedra medieval, según lo vemos en nuestra imaginación.

Todas las instalaciones han sido restauradas y puestas en valor por su excéntrico propietario, quien ha decorado el Castillo a su gusto personal, con obras y mobiliario, combinando lo antiguo en un ambiente ecléctico.

Wilkins inauguró el Castillo en enero de 1998, con un concierto al estilo medieval, utilizando como escenografía el esplendor de la construcción, carretas tiradas por caballos, doncellas, bufones, ante una multitud de más de 7 mil personas que llenaron los jardines del lugar. Este acontecimiento, formó parte de la celebración de los 20 años de la compañía de discos “Masa Records”, con una edición limitada de la colección musical con los éxitos de Wilkins. En 1999, con el cambio de Milenio, se celebraron los 100 años del Castillo con un concierto del artista acompañado por su grupo y cuerdas y con el lanzamiento de su línea de vinos, que en la actualidad se comercializan en Puerto Rico. Mil litros de vino salieron por la fuente, para que cada uno de los invitados, sumergiera su copa en esta bebida que Wilkins asegura es un “Encantamiento de Amor”.

Las puertas del Castillo se abrieron para compartirlo con las familias que llegaban al lugar como parte de su agradecimiento al público que ha seguido por muchos años su carrera artística. Los visitantes podían disfrutar de visitas guiadas y ser protagonistas de una mágica aventura recorriendo el pantano, el bosque y el arroyo, disfrutando de la exótica vegetación de esta reserva ecológica natural, visitando la sala de audiovisuales, el poblado medieval y conocer parte del interior del mismo.

A partir de 2002 el Castillo se cerró al público. Actualmente es la residencia particular de Wilkins, quien vive parte del año en este especial y místico lugar de inspiración, donde ha escrito gran parte de sus canciones y poemas. Para el año 2012, luego de superar un serio problema de salud, Wilkins se retiró a su Castillo a recuperarse, cuan Rey Arturo sanó sus heridas en Avalon.